viernes, enero 14

Lo que es más importante enseñar en las escuelas

Estoy convencido que es necesario un rediseño curricular emergente, ya que las escuelas están fallando en formar a las personas como es debido; pues si bien lo han logrado en las etapas de adquisición de habilidades y competencias -Que por cierto se me hace la cosa más irracional tener un afán maratonista hacia la adquisición de ese tipo de conocimientos- Pero en fin, aún después de haber dejado de ser una sociedad industrial basada en las leyes básicas de la producción, el ser "Hábil" significa para muchas personas TODO. Y es que las grandes corporaciones necesitan esclavos calificados que extorsionar.

Bien, el caso no es que yo critique nada más por criticar, me ha pasado a lo largo de experiencias, encontrarme con personas -Y no son pocas- que tiene un gran problema con sus escalas de valores y con aquello que en ocasiones es tan ignorado, llamado ética. Pero bueno, siempre he creído que una de las principales carencias en los ámbitos educativos es la educación actitudinal. Una de las constantes que encuentro en muchas personas con las que he tenido oportunidad de tratar es que la SINCERIDAD es la una de sus principales carencias. Y es algo grave, en algunos cosas, por ejemplo, es más fácil evadir a alguien diciéndole que tienes un compromiso que en realidad decirle, ¡Ay no wey, me da weba hablar contigo!, y claro que hay niveles porque en ocasiones no solo son mentiras piadosas por decirlo de algún modo, pero si son cosas que no tiene nada de malo decir a la cara tal como es.

Entiendo que no solo el problema es de quien miente o bien no es del todo sincero, sino de aquellas personas que no les gusta escuchar las cosas como son, o sea la devastadora verdad. El detalle es que yo no entiendo como es que personas que ostentan títulos, cargos, y demás adjudicaciones morales, éticas, políticas o sociales, tienen que ser tan cobardes y poco personas que se esconden tras excusas para no dar atención a algo o alguien en este caso. Creo que eso es un defecto que se ha arraigado en sus mentes y personalidades desde que eran críos y cómo no ha habido alguien que durante su formación como personas adultas le reprendan o le digan que eso es incorrecto han tomado la determinación de seguir haciéndolo, aunque eso no sea más que un defecto muy molesto de carácter.

Soy un constante enemigo de que una persona adulta no pueda decir lo que piensa, siente o su reacción ante algo y se esconda en mentiras o falacias que no hacen sino evidencia su falta de tesón y madurez, y por otra parte evidencian sus carencias.

martes, diciembre 14

La flojera

Normalmente la gente me conoce por ser alguien sumamente inquieto, alegre y hasta podría decirse relajiento, alguien que no facilment se queda quieto; rayando en momento en la hiperactividad. Por ahí están dos o tres maestros con crisis nerviosas que aún recuerdan mi nombre como algo indeseable, jajajaj.

Pero bueno, de eso no se trata este post, en realidad estas últimas semanas, creo que mi estado de ánimo ha cambiado, y yo no tengo la misma energía que antes, yo se lo atribuyo a que las últimas semanas antes de soltar el cuerpo en el trabajo, el estress, la mala vibra y demás, hayan hecho que experimentara mucha tensión y esta etapa de suma flojera, se deba a que ya el cuerpo necesita unas buenas y merecidas vacaciones, y es que eso de hacer jornadas de trabajo de 12 o más horas, lo pone a uno un poco indispuesto a salir, o querer hacer algo más que no sea estar tirado en cama disfrutando la casa y viendo cuanta cochinada ofrece la televisión.

Por otra parte, sé que tengo que terminar mi proyecto de titulación de maestría, -él cual no está de más decir que es un tema que ma apasiona y entre más leo más me gusta- pero me da como flojera pues, jajajaja. La maldita decidia me está matando SEÑOR.

lunes, diciembre 6

Como el cienpiés

Pasan los años y uno no se convence que las personas no cambian a menos que estén realmente dispuestas a ello, y para que se de tal situación, muchas cosas deben pasar, en ocasiones pérdidas o experiencias dolorosas.

Uno como persona debe estar consciente que solo es responsable de su cambio, y que en esta posmoderna sociedad el conformismo se ha instalado y no piensa dejarnos descansar; pero las zonas de confort nunca han sido para mí y me lo he demostrado en muchos campos.

La mediocridad es un sucio hábito que muchos padecen y algunos otros piensan que están libres de tal, pero lo padecen y encima de todo se niegan, así que están doblemente mal.

National Geographic Photos