martes, diciembre 14

La flojera

Normalmente la gente me conoce por ser alguien sumamente inquieto, alegre y hasta podría decirse relajiento, alguien que no facilment se queda quieto; rayando en momento en la hiperactividad. Por ahí están dos o tres maestros con crisis nerviosas que aún recuerdan mi nombre como algo indeseable, jajajaj.

Pero bueno, de eso no se trata este post, en realidad estas últimas semanas, creo que mi estado de ánimo ha cambiado, y yo no tengo la misma energía que antes, yo se lo atribuyo a que las últimas semanas antes de soltar el cuerpo en el trabajo, el estress, la mala vibra y demás, hayan hecho que experimentara mucha tensión y esta etapa de suma flojera, se deba a que ya el cuerpo necesita unas buenas y merecidas vacaciones, y es que eso de hacer jornadas de trabajo de 12 o más horas, lo pone a uno un poco indispuesto a salir, o querer hacer algo más que no sea estar tirado en cama disfrutando la casa y viendo cuanta cochinada ofrece la televisión.

Por otra parte, sé que tengo que terminar mi proyecto de titulación de maestría, -él cual no está de más decir que es un tema que ma apasiona y entre más leo más me gusta- pero me da como flojera pues, jajajaja. La maldita decidia me está matando SEÑOR.

lunes, diciembre 6

Como el cienpiés

Pasan los años y uno no se convence que las personas no cambian a menos que estén realmente dispuestas a ello, y para que se de tal situación, muchas cosas deben pasar, en ocasiones pérdidas o experiencias dolorosas.

Uno como persona debe estar consciente que solo es responsable de su cambio, y que en esta posmoderna sociedad el conformismo se ha instalado y no piensa dejarnos descansar; pero las zonas de confort nunca han sido para mí y me lo he demostrado en muchos campos.

La mediocridad es un sucio hábito que muchos padecen y algunos otros piensan que están libres de tal, pero lo padecen y encima de todo se niegan, así que están doblemente mal.

Un línea

"Amar duele, prometer no empobrece y a corazón regalado no se le ven arterias…"

Un línea

"Amar duele, prometer no empobrece y a corazón regalado no se le ven arterias…"

National Geographic Photos