jueves, octubre 30

Letra y música son compañeras inseparables de mi vida y niñez

Desde que tengo uso de razón, las palabras, el lenguaje y el idioma que me toca por herencia, me ha parecido sumamente atractivo. Recuerdo claramente que los juegos de palabras y rimas que mis hermanos ejecutaban mientras yo era un crío, me cautivaban bastante, algunos de ellos componiendo y descomponiendo canciones comerciales creando divertidos juegos vocales y sónicos que a mi corta edad me abrían la puerta en un sentido totalmente rústico o silvestre a lo que hoy en día en mi etapa adulto entiendo como poesía.

Jugando con el sonido y el metro cada una de las composiciones que de niño creaba me fuero direccionando a la música, pues desde que tengo uso de razón, este disciplina artística existía en casa por un interés meramente casual, pues mi papá canta horrible y mi mamá hace otro tanto, pero lo curioso, es descubrir que aunque no se tiene cierta herencia la música y la poesía son asequibles para muchos que somos nuevos en este rubro por decirlo de algún modo nada pretencioso.

Lo que considero más peculiar de mi formación, es que nunca estuve demasiado expuesto a la lectura, nunca fui un lector asiduo, prefería sinceramente en la primaria ver la tele, crecí con la imagen de la generación alternativa que al ritmo de Smell like teen spirit, una vez más se desilusionaba de todas las artimañas que ejecutaban quienes tenían el poder, para joder al prójimo y podrirse más en dinero. No tomé libros sino hasta la secundaria y fueron en su mayoría novelas, lo que si recuerdo es que por algún lado tuve acceso o curiosidad por la filosofía, yo pienso que ne parte porque siempre he sido muy inquisitivo y obsesivo, y las respuestas que me ofrecían las personas cercanas a mi nunca fueron suficientes, tengo el claro recuerdo que mi generación era algo súper raro para mi, y que siempre prefería la compañía de personas mayores por los gustos y las pláticas que solían desprenderse de ahí.

Es exactamente en esa etapa en que, por obligación por parte de mi mamá aprendí a tocar guitarra, y con todos los problemas, traumas y demás porquerías que el mundo y nuestra familia se ocupan de meternos día con día, fui teniendo suficiente material, para que en esos momentos de soledad, un cuaderno y una pluma fueran el medio perfecto de catarsis. Desde luego, que nuestras perspectivas a esa edad si no hemos tenido un buen guía pueden ser más que nada bienintencionadas pero ingenuas a fin de cuentas.

Tuve la fortuna que posteriormente en preparatoria mi plan de formación, incluía una materia de filosofía, lo cual amplío mi panorama en cuanto a lo que uno podía saber, aprender y leer. Una vez que fui universitario gusté siempre de leer libros de filósofos alemanes como Kanta, Nietzche y demás, que me abrieron los ojos y completaron mi visión de la realidad.

Hoy día trabajando, en un lugar en que constantemente las palabras, los conceptos y las ideas son lo más importante, y el tener esa capacidad abstracción, síntesis y retención me han demostrado que es un regalo del creador el poder tener la facilidad de hacer que las palabras creen frases maravillosas. Lamentable es por otro lado, observar a tantas personas que se limitan a traducir los textos, y no se apropian de todo lo maravilloso que la escritura y lectura nos regalan, es triste ver como otras personas han leído las mismas cosas que yo y se quedan en la fase de sorpresa y asombro, pero no a la fase de implementación o de significación.

Hoy en día me dejo sorprender por una hermosa melodía y me conmuevo cada vez que alguien con su ingenio y capacida logra hermanar la más abstracta disciplina artística, que es la música, y la letra, creando reales experiencias estéticas, y lo más curioso es que análogamente con la pintura, en todas las disciplinas artísticas sucede de igual modo, la región y lugar en que cada persona se desarrolla crean un perfil o esquema del cómo genera sus creaciones.

De este pensamiento que hoy fluye por mi mente y ligero como el viento me ha permitido apreciar lo dichoso que he sido, pues si bien en lo material no seré rico, en experiencias soy el más afortunado; hoy me siento como siempre debería, como un actor y creador de cambios.

miércoles, octubre 29

Divague y más divague

Debido a muchos sucesos en mi vida, yo siempre me he mostrado la verdad, en lo referente a las cosas materiales muy desprendido, bien por mi formación cristiana, por que en mi casa gracias a Dios, ha habido tiempo buenos en que las cosas nos ha llegado por decirlo así fácilmente, y es por eso mismo que yo nunca he sido una persona que muera por tener tal o cual cosa material, porque en realidad, entiendo que son en esencia simple plástico, metal o cualquier otra aleación de diversos materiales, y que nada pueden ser en comparación con la carne y el hueso.

Desde niño preferí tener amigos, a tener juguetes, preferí poder tener alguien con quien jugar a algo, y eso ha marcado en muchas ocasiones las decisiones que tomo, prefiriendo ser feliz a tener cosas que la sociedad me ha tratado de inculcar que dan la felicidad. Es difícil sin embargo, vivir en un mundo tan frívolo y con gente a tu alrededor que te evalua por el carro que manejas o la ropa de marca que pudieras mostrar. En ajeno he tratado de ir viviendo, absorto de las modas, pues la colectividad se ha vuelto uno de mis enemigos desde muy tempranas épocas, con una inemsurable aversión a todo lo que suene a masa, he sido alguien que camina en el lado opuesto a donde va la mayoría, pues tiendo a cuestionarlo todo con un caracter más que inquisitivo, obsesivo.

Obsesivo por herencia más que por preferencia pues de alguna persona con la que me he topado en la vida, aprendí el rigor de las formas y el formulismo, y que cada cosas debe de tener un lugar y un orden, y que en caso contrario uno podía enojarse. CONTINUO PROCESAMIENTO DE ESTÍMULOS EXTERNOS, es y será por siempre una premisa en mi accionar y en mi vivir.

viernes, octubre 24

Un gusto y un privilegio


Pasando los vertiginosos días anteriores a la inauguración de la que bien podría considerarse la más importante exposición del proyecto de Museo en donde laboro, con obras de grandes paisajistas del siglo XVI al XX. La vorágine de acontecimiento no me había podido dar tiempo de reparar en la grandeza de la exposición, y el cómo predico y trato de hacer que la gente guste de las manifestaciones artísticas, pero en ocasiones yo me vuelvo un poco autómata o mecánico en esa actividad.

Desde luego que ver obras con esa antigüedad hacen que cualquier baje la guardia y no pueda menos que maravillarse, tuve el privilegio de interactuar con personas muy pero muy profesionales de los cuales aprendí mucho, y a quienes tengo una especial estima, por que vamos, yo soy muy fácil de conquistar, y a cualquier persona que se porte medio bien conmigo pues se gana un pedazito o un poco de mi afecto, interactuar con ellos casi una semana me hizo tener filiación por ellos, y sentirme "blues" cuando se fueron.

En estas semanas me di cuenta de muchas cosas, el estrés tiene ciertos límites y fronteras, y cuando uno las cruza, está super cerca del colapso, cómo yo lo estuve, y cada cosa por pequeña que parezca derepente te pone mal, y te hace sentir que el mundo se va a acabar; cuando en realidad no es así.

Este escrito tiene la sencilla intención de poder comunicar y poder sacar de alguna manera de mi persona, el gusto que tengo de convivir a diario con grandes maestros de la pintura, y poder testimoniar su grandeza y talento, y comprender por fin comprender, el porqué son quienes son. Miren que decir pintura impresionista, no es cualquier cosa, además de poder hacer que las demás personas reparen en hecho importantes en la historia del hombre y la humanidad, para motivar su apreciación es una de las más nobles labores que alguien pudiera tener, y lo mejor aún, es que me pagan por ello, y cada día siento, que de verdad caí en el lugar adecuado, en el tiempo adecuado y de la forma adecuada. Gracias a mi Dios, y gracias al azar.

En cuanto, a mi convivencia con el paisaje, me he percatado de muchas cosas, entre ellas, si, es cierto, este género está muy relacionado con la poesía, pues los pintores a través de sus recursos plásticos pueden exaltar y hacer una especial mención de tal o cual aspecto de la naturaleza, confiriendo a pintura y pincel el caracter de creadores de algo mucho más supremo que lo material, y a sus creaciones un toque espiritual que lo hace a uno sentir, que en esos lugares representados se está por encima de la cotidianeidad que nos abruma y nos consume en las orillas de este posmoderno mundo.

domingo, octubre 19

Reflexión sin inflexión

Nunca he sido la persona más académica, ni tampoco el más aplicado en la escuela, nunca he sido alguien que se hunda en los libros por encargo de algún maestro o materia. Lo que si, es que hoy en día, cuando me encuentro trabajando en un lugar tan importante e interesante como lo es cualquier Museo, en el que confluyen personas, y se trabaja con los diversos estilos y formas enque cada grupo o persona, puede aprehender el significado de la creaciones artísticas; surge la firme necesidad de establecer algún anecdotario o bien, notas de campo para establecer cuáles y qué estrategias pueden ser las más eficientes, la más convenientes y las que aporten mayor significancia a la visita al Museo.

A razón de un curso impartido por personal de la Ciudad de México, me siento conforme con la manera en que había visualizado el proceso comunicativo entre espectador y obra de arte hasta hoy, sin que nadie nunca me lo hubiese hecho saber. Estoy consciente que queda mucho camino por recorrer y que en ocasiones cuando uno baja la guardia puede caer en la actitud de Yo ya lo sé casi todo, qué más podría incorporar, y es así cuando uno deja que el ego o la confianza en extremo en lo trabajado pone en riesgo la posibilidad de escuchar propuestas. Muy comúnmente el contar con alguna opinión externar nos hacer contar con diversas perspectivas de un mismo problema.
Resumo, mis semanas anteriores en algunas palabras, sin orden ni sentido; sin el más mínimo afán de organizarlas, simplemente aparecen caoticamente a como se iluminan en mi cerebro.

Desconfianza
Rencor
Amargura
Contención
Afecto
Cariño
Derrota
Victoria
Nueva inciativa
Amigos
Novia
Coraje
Ternura
Expectativas

jueves, octubre 9

the times they are changing

De rockero idealista, a una hormiga más en la colmena. Que no tiene nada de malo lo segundo, si mantienes mucho de lo primero con vida.

Hoy, es un día especial para mi, he decidido, que quiero crecer.
He decidido que no me opondré más a un sistema que me abruma
He decidido que no tiene caso tirar golpes al aire
He decidido que por más que reme contra la corriente, solo malgasto mis energías
He decidido que aunque no esté de acuerdo con "ellos", podré fingir un poco de simpatía y dejaré que vivan en sus burbujas y en sus viciosas concepciones de lo que es "vivir", "trabajar", "amar" "resistir", o bien, simplemente subsistir.

He decidido, que por más ideales, ideas o concepciones idílicas que pudiera tener, debo hacerlas a un lado para cambiar mi semblante y ser alguien más serio; para poder encajar con "ellos", poder fingir amor, alegría, simpatía y afecto por gente que solo me provoca lo contrario. Poder, abrazar a quien detesto y saludarlo con una sonrisa.

He decidido que la hipocresia puede tener un lugar en mí, no niego que me enfermará y que un día no podré saber quien era yo y cómo era yo, pero en fin, así es la vida...

He decicido dejar de decir la verdad, como acostumbro, dejar de ser el que se queja porque las cosas están mal, dejar de tratar de inculcar en la gente buenos hábitos, dejar de pensar en que la gente puede cambiar, dejar de sentir lástima por aquellos que son miserables porque no tienen lo que desean, y empezar a ser quien "ellos" esperan que sea. UNA NUEVA ETAPA NACERÁ Y UN NUEVO YO CONOCEREMOS, LET'S START THE GAME

National Geographic Photos