domingo, marzo 30

Olla de presión

Nuestra sociedad debido a sus múltiples atenuantes y orígenes bien podría ser considerada como una gran olla de presión, o al menos yo siento que muchas personas comparten el sentimiento. Todo se desprende de nuestra raíces, en nuestra sociedad desde tiempo ancestrales se han ejercido patriarcados, donde el jefe de la familia ha sido quien ejerce su autoridad mediante la fuerza y su superiodad, eso ha dejado en la situación especial de México como herencia cultural El machismo, esa subideología que por muchos tiempos fue generalizada y que poco a poco debido a esta supuesta posmodernidad va extinguiéndose.

Lo importante del asunto, es que este tipo de pensamiento genera en las personas una variedad de malestares, ya que en su tipología el macho mexicano tiene entre muchas cosas prohibida la expresión de su sensibilidad, pues eso lo acerca más a ser una mujer, de igual forma, no puede hacer cosas que lo hagan sentir inseguro o afeminado, puesto que eso lo pone en debilidad contra sus congéneres. Totalmente prohíbido el llanto ante las personas, pues al estar en una posición como esa, servil y rebajada que lo convierte en un igual a la mujer, la cual es mucho menos que el hombre, incluso esta deposición no es nueva Octavio Paz la expone en el laberinto de la soledad.

Sin embargo, a lo que quiero llegar es que sin embargo en estos días, que la sociedad se ha convertido en una rara amalgama, existen muchas reminiscencias o rastros de esas creencias culturales, y la sociedad al menos los caballeros suelen conservar en su interioridad una sinfín de sentimientos, y van acumulándolos, usan de pretexto el alcohol para asomarlos de vez en cuando, excusándo sus acciones por la ingesta de sustancias, y de esa manera van guardando y guardando, hasta que un día no pueden menos que explotar y es ahí cuando se desatan las más grandes tragedias personales de cualquier categoría. En mi personal experiencia yo he sufrido de varias cuestiones, pero lo que comúnmente me pasa es que batallo para comunicar mis sentimientos a mis parejas, es raro, pero es parte de este tipo de formación.

Por tal motivo la recomendación es; sean sinceros con quienes puedan a fin de cuentas, todos somos iguales, padecemos de los mismos males, tenemos la misma composición orgánica, salvo por los genitales, hablando de las mujeres; y no hay ninguna cuerda razón para acumular, guardar y enclaustrar esas emociones.

viernes, marzo 28

Enseñanza de continuas repeticiones

Cuán acertado fue la aseveración del Mtro. José Alfredo Jiménez, "Siempre caigo en los mismos errores". Por increíble que parezca, no me canso de tropezar con la misma piedra de padecer por los mismos males, una y otra vez me genero expectativas de las personas, pero sin lugar a dudas ha habido un cambio, he aprendido que en ocasiones no basta con no esperar cosas buenas de las personas, sino que uno debe más bien esperar que la gente no solo no haga cosas buenas por nosotros, sino que bien debemos esperar que las personas nos hagan cosas malas, es lo único que podemos esperar con certeza.

Lo que me molesta de mi persona es que yo no puedo ser como esa gente suele ser, no pensar en los demás, buscar la forma de hacer menos a la gente, desacreditar los logros de los demás, difamar, y calumniar a quien se pueda para quedar bien con las demás personas. No sé, si se lo puedo adjudicar a mi formación, o bien, es que yo simplemente soy así, y cómo las cosas que tengo y que soy me hacen sentir pleno no busco de ninguna manera hacer sentir incómodos a las demás personas que están a mi alrededor, gustos distintos, una naturaleza, un humor y un gusto distintos, pienso.

domingo, marzo 23

Un sinfín de emociones

Nunca podré entender, cómo algo tan sencillo como una seriación de notas musicales, pueden desencadenar una infinita serie de recuerdos y en ocasiones no solo eso, si no que se mezclan con conceptos, ideas preconcebidas de algún lugar o situación; siempre y cuando esas notas sean utilizadas de la manera justa. En la plástica pasa en ocasiones que manchas informes, y al parecer creadas erraticamente nos lleven a recuerdos de nuestra infancia o incluso que ese tipo de manifestación nos permita imaginar el significado de las mismas, y lo podríamos obtener si permanecemos receptivos.

En una ocasión tuve a alguien, a quien amé con todo mi ser y visualizaba mi vida al lado de ella, ya fuera en la ciudad o en el campo con ella. No es reciente pero cada vez que escucho música Joni Mitchel, Bob Dylan, Neil Young y otros cantantes de folk, haciendo referencia al párrafo anterior, escucharlos a ellos me transporta a un lugar en el campo, con una pequeña casa de condiciones austeras, pero en donde todo el día puedo estar en mi mecedora al lado de la persona que en ese entonces ocupaba el lugar de mi pareja en mi imaginación, pensando en lo maravilloso qué es sentirse completo, con las cosas básicas de la vida. Con la guitarra en mano componiendo melodías que pudieran encerrar esa ilusión, lo que me llama la atención es que esa música me transporte ahí, y que lo visualice como un sueño de tener una casa en donde poder retirarme y estar a lado de alguien a quien se quiere, a pesar de que propiamente nunca he estado en un campo como el que se ve en mis sueños, pues es muchos idílico.

En ocasiones, como ésta misma, hay música que no representa nada para mi, o mejor dicho, no demasiado, pero al completarse con la propuesta visual, cambia radicalmente el gusto, la mente no me deja de asombrar y yo mismo me doy tiempo para conocerme cada vez más. Otra de las cosas que he notado es que poco a poco conforme pasa el tiempo aquello que uno critica lo van consumiendo o se va uniendo con los gustos personales y demás, me refiero a, que con mucha frecuencia critico a la gente que usa o escucha la música como un producto más de este masificado mundo, y en ocasiones al notar el increíble cúmulo de discos, videos, y demás chunches que tengo, me percato que nunca me he sentado a verlos o escucharlos todos, que en ocasiones escucho discos que antes fueron vitales para mi, y ahora no lo son tanto y que en verdad son piezas maestras, un ejemplo de esto es el disco ANIMALS del 75 de Pink Floyd, que al escucharlo hoy día tiene una connotación distinta, y prefiero ruidos más "modernos" o actuales, cuando en realidad puedo pensar que es cuestión de estado de ánimo, pero la verdad eso tampoco lo puedo asegurar, solo se que uno debe cuidarse de tratar lo artístico como algo comercial...

EL VERDADERO ARTE NO SE PROSTITUYE...

sábado, marzo 22

Una de las razones de mi ser

Ahora entiendo perfectamente el porqué de mi personalidad, refiriéndome específicamente al ámbito profesional, donde nunca he creído ser bueno, o el mejor, por más logros que pueda conseguir. En parte se debe a que desde pequeño por mi formación soy la persona más insegura e intranquila, el que más calcula las cosas para no errar y quien raras veces corre riesgos demasiado grandes. Aunado a eso que siempre he tenido la fortuna de conocer a gente que es mucho más inteligente que yo, y hago énfasis en personas preparadas e inteligente, y no pseudo profesionales que dicen ser autoridades y que se han ganado su posición con base en adulaciones.

Volviendo al tema, he tenido la increíble fortuna de toparme en la vida con personas que me han demostrado mi ignorancia, pero a la vez han tenido la paciencia de orientarme y han contribuido a la formación de mi caracter. Muchos de ellos me han enseñado lo que debo y lo que no debo hacer, y cada uno con sus contribuciones han logrado contribuir a la formación de un criterio en cuanto a lo que acontece. Este pensamiento ha sido inspirado por el gran músico a quien considero uno de los grandes genios de nuestra era, THOM YORKE, vocalista y líder de Radiohead, quien con una simple guitarra con afinación abierta, nos demuestra cómo alguien con una propuesta y la convicción de comunicarla, puede crear increíbles melodías.

Sin lugar a dudas, siempre me consideraré el más ignorante y quien menos sabe, espero algún día poder conocer un poco de las cosas que tanto me ocupan...

Cita bibliográfica

No pude dejar de citar a esta señorita de elocuente dialéctica:

http://totalmentepaola.blogspot.com/2008/03/neofita-feostigmina-parasimptico.html

En ese link está el resumen de una increíble tarde de cuasi primavera,

LIFE IS GOOD, OR LIFE IS FOOD... jajajajajaj

viernes, marzo 21

Bi - POLOS

Son dos grandes partes las que me dividen, y cada una de ellas es excluyente de la opuesta, una parte de mi, es sensible, impulsiva, irracional y descuidada de muchas cosas en ocasiones; la otra es mucho más metódica, racional y calculadora de las distintas cuestiones que pudieran complicar cualquier tema o situación. En muchas ocasiones dependiendo mi estado anímico uno de los dos polos es dominante y determinar mi reacción ante distintas situaciones y va permeando entre el mundo y yo, eso permite que en muchos de los casos yo esté presto a escuchar a quien necesita de ello y que en caso contrario yo me muestre tan poco receptivo y tan centrado en mi mismo que apenas pueda percibir que afuera de mi, existe un mundo.

Aunque conozco poco del tema, estoy consciente que en muchas ocasiones las oscilanciones y cambios en esos estados tienen que ver con una cuestión de química corporal de mi organismo, al igual que el padecimiento mental (BIPOLARIDAD) que tiene que ver con la asimilación de distintas sustancias, así, considero que funciona en mi cuerpo, tendrá que ver con procesos digestivos y otros más que exaltan y liberan a la superfici más un polo que otro de mi personalidad.

Entiendo que conocer esto, no sirve de mucho si uno no aprende a darle la contra o más bien mediar entre los instintos que tienden más hacia uno o el otro.

jueves, marzo 20

La espada y la pared

La espada y la pared me atraviesan y no hay revés

domingo, marzo 16

El dolor

Hoy en plena misa de 12:00 p.m. vino a mi un recuerdo de algún texto leído, mismo que desencadenó una serie de reflexionaes. Entre los recobecos de mi mente tengo uso de razón de haber leído en algún libro de Aristóteles que todos somos por naturaleza cobardes o más bien que el programa operativo del humano repudia o mejor dicho, busca por todos los medios eludir el dolor. En un principio me parecía extremista el utilizar ese término al rechazo a nuestras más fisiológicas necesidades, incluso llegué a cuestionarlo severamente en mis reflexiones. Pero es hoy día, a mis 25 años, cuando cada vez por distinto tipo de desilusión es más difícil decir no a esos pequeños gustos que uno se da, pero que son tan dañinos para uno.

El dolor, es algo sobre lo cual nuestra sociedad repara poco en estado consciente pero que muchas de las acciones tomadas, muestran esa clara antipatía hacia este concepto, en pequeña o gran escala, una muestra clara es ese continuo afán de la sociedad por llegar a la total "comodidad" o más bien, a eliminar una serie de obstáculos para la obtención de algún fin, u objetivo. En busca de esa comodidad el hombre se ha encontrado con el fuego, la luz eléctrica, el cobijo, los automóviles, y muchos más, y cada uno de ellos ha ocasionado una cierta involución en el sentido físico, pero una evolución en el sentido mental, - quiero pensar que tiene algo de positivo - en donde se ha fortalecido el intelecto pero, las destrezas físicas, han quedado como algo "artesanal", - cómo odio ese término, que hoy tilda a todo lo hecho a mano o no producido en masa -, lo importante de la reflexión es el cómo en un sinfin de ocasiones optamos por la salida má fácil y en mi personal caso, yo siempre tengo desconfianza por muchas cosas que me ponen la solución a un click, es por eso que muchas ocasiones yo aprendo mucho más escribiendo un resumen, que leyendo en la compu, o prefiero sacar algunas cuentas en papel y luego en la calculadora; algunas manías como esas.

En otras ocasiones, la gente que vive en este globo que no es sino el mismo de hace dos mil, solo, que las personas que lo habitan han cambiado tanto de hábitos que ya no se reconocen ellos mismos, buscan el dispositivo que solucione todos sus problemas y al enfrentarse a una situación en la cual no pueden recurrir a ninguno, colapsan.

La reflexión va encaminada, más que nada a que buscamos muchas rutas distintas para escabullirnos del dolor, y en ocasiones lo logramos, pero soy de las personas que piensa debido a un sinfín de experiencias personales SUPER DOLOROSAS, que esas mismas han sido las que han determinado mi caracter, y es justo ahí en el límite, ese punto en el que quisieras tirar todo y salir corriendo, escapar y fugarte a cualquier lado menos a donde estás, en el que si sigues, el músculo se fortalece, aprender la lección y sales revivificado, desde experiencias personales, hasta las físicas, éstas últimas las he tenido descuidadas y es por eso que ahorita tengo problemitas de sobrepeso y agotamiento, todo corregible aplicándome. Otra cosa que tengo segura es que la gente que ha pasado por el dolor, tiene un brillo distinto en los ojos, que aquellos que no lo conocen, el vándalo que ya no teme a balazo o un machetazo, el niño que ya se ha roto los dientes, aquel que se haya accidentado y estado en alguna situación delicada, todos ellos tiene una visión tan distinta de las circunstancias, tan, pero tan distinta, para ellos una nueva línea se trazo con cada incidente incómodo.

No es lo mismo el niño que no ha sufrido violencia intrafamiliar, que aquel que no y ha padecido la irracionalidad del maltrato de la figura que se supone debe protegerlo, no es lo mismo forzarse a entender ese tipo de situaciones. Lo que me lleva a pensar fácilmente, siempre debemos hacer solo las cosas que nos hacen sentir bien, no será más bien que conforme más aprendemos a estar en ambientes que no nos son placenteros más aprendemos, más dóciles podemos llegar a ser, más se nutre en nosotros la sensibilidad ante las peores situaciones en las que muchos pueblos viven a razón de nuestra arrogancia y nuestra necesidad de bienes consumibles eliminadores del dolor, de esos placebos que por segundos pueden apaciguar las molestias aparentes. Cada vez que me encuentro en lugares que no me agradan del todo, escuchando a gente que solo habla de dientes para fuera, y que se empeña en enajenarse con su propia voz, cada vez que tengo que articular palabras ociosas y fingir alguna sonrisa, cada que la gente me orilla a hacer cosas desagradables, me doy cuenta, que el tonto o el inzulso no soy yo, sino ellos, porque creen que por joderme han ganado pero si yo decido no desgastarme haciendo corajes, creo que el que ganas más soy yo.

En muchas formas se presenta, de muchas maneras podemos eludirlo, pero es parte de nuestra naturaleza el sentirlo, el dañarnos y dañar a otras personas... DOLOR, deberíamos ahondar más en este término que en su contrario PLACER, mismo, en el que gira toda nuestra sociedad.

sábado, marzo 15

Perfect Moment

Puedo describir este momento, como uno perfecto, por un lado escucho una canción de los dioses de a psicodelia PINK FLOYD MONEY, que si algún pendejo me dice que hay algo mejor lo mato, y cerca de mi casa suena una sirena, misma que ocasiona un efecto totalmente caótico y entrópico; en la compu hablo con alguien sumamente interesante y me siento por efectos etílicos como alguien completo... NO SE DIGA MÁS "SWEEET MOMENT"

Lo odio sin lugar a dudas

Yo prefiero ser ignorado por muchos, que ser tomado por la autoridad y por la persona por la cual deben ser aprobadas o aceptadas las cosas, no entiendo porque muchas gentes me ponen en su mente como autoridad, y muchas de las decisiones que toman están regidas por mi opinión, yo prefiero sin lugar a dudas ser una nulidad en la vida de muchos a tener que aceptar la responsabilidad de ser una influencia que determine sus acciones, así no puedo jugar...

Pasa con personas por encima y por debajo de mi, así no puedo, simple y sencillamente no puedo...

¿Apoco no?

La moda el sentido nos roba, y solo nos dota del sentimiento de novedad, y cada cosa que deja de ser nueva o atractiva, pasa a un segundo término. Eso no está del todo mal, en un mundo material, lo malo es cuando a las personas que no solo poseen la característica material si no que pueden alcanzar niveles espirituales altos, los tratamos como mercancías.

Ese si es un problema Licenciado sin lugar a dudas

miércoles, marzo 5

Crisis Artística

Hoy en día es fácil apreciar en cada todas las disciplinas artísticas, una seria crisis en todo el proceso creativo. Muchos teóricos del arte suelen llamarlo posmodernidad, pero sigo pensando que es solo un término y que como tal es una abstracción y guarda mucho de estático, delimitativo y frío.

Algunos consideran que es propio de esta época el eclecticismo, como mezclas descaradas de distintos estilos o recursos, sin embargo creo que más bien podría llamarse en muchos casos como mezcolanzas sin razón de ser, un ejemplo del como las tendencias se entremezclan de un modo poco gracioso, llegó a mi, hace días que en el programa de kristoff de telehit apareció un grupo de Inglaterra en donde el vocalista parecía trige - mujer - cosa rara; para principios de cuentas no lo pude definir y entre más que le buscaba yo aseveraba que era mujer, pero no, cuando le hacen una toma en donde le cargan menos el maquillaje, es un hombre. El mismo caso es con estos nuevos entes llamados emos ¿qué pasa con ellos?, se visten de un modo peculiar, usan colores oscuros mezclados con el rosa, se pintan los ojos y escuchan música que no es sino melodías lentas y dolientes, en un princpio al emerger esta corriente empezaron con accesorios punks y poco a poco mezclaron el color rosa, y vuelvo al tema original ¿Qué clase de mezclas son estas?, simplemente en ocasiones por más que uno quiera darle un nombre o poder identificar los rasgos que las definen, no es posible porque ni siquiera tiene una razón de ser.

Se que la moda no obedece a alguna disciplina artística en concreto pero si está en cierto modo regida por cuestiones estéticas, y por lo mismo las experiencias de este tipo caben dentro del campo de experiencia de las artes. En la plástica desde hacía mucho tiempo la civilización venía arrastrando una predilección por las mezclas, no es nada nuevo, de hecho los pobladores de Europa fueron conquistados o mezclados por distintas razas bárbaras en el medievo y esto originó ciertos cambios, pero fueron en ese sentido ajustes y adaptaciones poco más comprensibles, pues tenían que ver con el dominio y la conquista. Pero hoy, en este mundo globalizado, el arte se torna complaciente y voluntarioso por las personas que lo producen, cada personas se encierra en simbolismos tan personales que en ocasiones son arbitrarios para una gran mayoría, y el uso de los mass media solo refleja como el ser humano es tratado como algo estéril y frío, igual que los objetos, y cada uno no es sino un producto sin terminar más en una línea de maquila.

La manera en que se empalman más que entretejerse los estilos es propio a nuestra época, que no obedece ya estándares ni reglas, simplemente se abre paso a como puede, pues en estos días ya quien sea puede hacer lo que quiera y a como se deje. Las propuestas de todos aquellos que tiene algo que decir se han tornado vanales y frías, solo reflejan que esta generación carece de profundidad y cada uno de los discursos repetitivos de los pertenencientes a ella no son sino un soliloquio sin sentido.

Desde luego no puedo negar el increíble e ilimitado aporte que han tenido las artes en casi todos los campos, de momento tengo más fresco la cuestión plástica, por mi trabajo. No hace menos de 300 años, los autores se limitaban a la mera imitación fiel de la realidad, sin incluir en ellas un poco de sus otros hemisferios o campos (Mente, concepción y Sentimientos). Así como los personajes que aparecían en dichas escenas y el modo de pensar de los creadores de cada época en específico. Sin embargo si me ubico en los logros obtenidos por los impresionistas a finales del siglo XIX y el surgimiento de las vanguardias de pintura de inicios del siglo XX, hay un cambio radical en la forma de concebir a la humanidad en general, los artistas aceptan su mundo cómo la aprecian y no bajo estándares o canones preestablecidos, salen, conocen y capturan la realidad sin intermediarios, solo cómo se percibe. Es ese el punto al que quiero llegar, en ese cambio de percepción.

En la cuestión literaria y teatral, pasa algo similar, en las obras de siglos anteriores los personajes no tenían ese carácter orgánico que hoy en día hace tan interesantes o curiosas las creaciones de nuestro tiempo, Es decir, uno puede ver obras de teatro clásico en donde el malo del cuento, es simplemente malo, ¿Por qué?, pues por que es malo y punto, no se ve el contexto que lo rodea, mucho menos los factores que pudiesen determinar el caracter del mencionado, y sin embargo esa percepción unidireccional perduró por muchísimo tiempo, y solo al llegar el cambio, y asimilarlo la sociedad, ella misma se percata y puede mofarse, o ver con extrañeza ese tipo de fenómenos. Hoy en día un guión teatral o cinematográfico - para que sea bueno - involucra, poder mostrar esas fases, esas partes que integran el accionar de los personajes, es decir en alguna obra, alguien es un delincuente y hace daño a otros, pero no pierde humanidad, y lo podemos notar cuando aparece al cambio de escena con sus seres queridos, ahí en su seno familiar, él, es solo una persona, no es más el delincuente... Los motivos, varios, sin lugar a dudas, pero ese tipo de planteamientos son los que hacen interesante una trama.

Tiene una contraparte sin lugar a dudas, algunas personas podrían decir, lo interesante o propositivo de obras que no van con este estilo, es que permiten al espectador imaginarse todo eso que se nos plantea en el caso contrario, sin embargo cada una ofrece más que nada alternativas, y eso es lo importante, pues el ser humano no puede ser definido en un estilo o una forma de representación porque el nivel de complejidad de la personalidad es un cúmulo incuantificable de sucesos.

En otra disciplina artística ocurre algo muy similar; hace algunas semanas en un evento que se llevo a cabo en el lugar donde trabajo, tuvimos la oportunidad de presentar a uno de los bailarines nacionales con mejor nivel, Miguel Mancillas, quien, como dato adicional, ya no hace presentaciones en este tipo de eventos, se maneja a nivel de Bellas Artes. Pero bueno, además de deleitarnos con su propuesta artística, tuvo una puntada excelente, hizo una explicación bastante didáctica de lo que era la danza contemporánea. Explicó que no hace mucho la danza era una estilización en donde se cuidaba y pensaba el más mínimo de los detalles, todo era gracil y bello; y viene a mi mente, que en esta disciplina ocurre como en la plástica a principios del siglo XX
(un cambio de paradigma), donde algún practicante de la danza empezó a buscar expresar más de esas emociones (Belleza, por llamarlo así, que no deja de ser una idealización) y buscó formas en las que podría expresarse el dolor, la violencia, la fuerza y demás sensaciones de ese cúmulo que puede llegar a experimentar el ser humano, es ahí donde de nuevo se rompe con el paradigma de la representación idealista y la guardia de la "belleza".

Después de este pequeño background cultural, quiero llegar a la razón de este post, la historia de las artes tuvo ese desarrollo, después de las vanguaridas europeas, (que en muchas ocasiones estuvieron en disposición de las personas como un modo antiprotesta, o bien como la catártica herramienta que posibilitaba la purificación del alma), el hombre se percata de esas múltiples alternativas expresivas de las que era dueño, y empiezan a suscitarse cuantiosas inmersiones en las distintas ramificaciones que en la era proliferan; posiblemente el pensamiento generalizado de la época, era que éstas permitirían a la humanidad redimirse, sin embargo, sorpresa fue al percatarse que después de tantas guerras, hambrunas, enfermedades e injusticias sociales, así como otros fenómenos como la producción en masa; la desilusión aparece como el fantasma hostigador de esas generaciones, y se presenta a nuestros ojos, eso que es denominado Posmodernismo. Una era que se aproxima al fin de un siglo en que los acelerados cambios dejan un sinfín de consecuencias, como si el mundo fuera un animal, el cual caminó siempre a un paso, y en ese siglo se le hubiera exigido de la nada empezar a correr; las consecuencias de ese desorden bien podrían acabar con el buen ánimo y salud del mismo; sin lugar a dudas pienso que eso mismo le ha pasado a nuestro mundo.

Con la civilización es otra historia, pues ha probado los más oscuros placeres y la ha dejado en ese estado vicioso, en donde la culpa llega tardía y las consecuencias de las acciones ya no son el infierno o el cielo, pues los filósofos alemanes han testificado haber acabado con Dios siglos antes; es más bien, el humano hastiado de su inmundicia, alguien que después de haber visto muertes y mutilaciones, acepta eso con cotidianeidad; ya no se inmuta, ya nada puede tocarlo en ese nivel, pues ha visto la muerte y ésta ya no tiene ningún factor atemorizante. La sociedad es un acto cómico y desgastado que por conocido y repetitivo dejó de ser gracioso o atrayente hace tiempo, sin embargo los espectadores seguimos ahí sentados, viciosos, ávidos de un nuevo estímulo que no haga sino lo mismo pero de otra manera a la acostumbrada. Nos hemos enfrascado en lo material y hemos olvidado lo importante, la trascedencia.

Eso, lo espiritual o lo trascendental, ha sido tocado por la humanidad, pues incluso las religiones en estos tiempos, han sido trastocadas por la mano del hombre, indicios de esto es al proliferación de nuevas creencias religiosas, que no son sino caprichos espirituales de gente, que por el feminismo de la época no pudo adecuar sus gustos a algunas de ellas ya establecidas y buscó la forma de dar génesis a viejos ritos disfrazados de nuevos.

El modo en que el público era considerado en ellas también ha cambiado radicalmente, pues antaño en siglos posteriores a la "Era moderna", los testigos de las distintas manifestaciones eran seres pasivos que solo tenían como remedio, por no estar iluminados por la gracia divina que acompaña a los artista, a ser meros espectadores pasivos y no ser tomados en cuenta en la observación de la obra. Postura que hoy en día es diametralmente opuesta, pues el significado de una obra no es concluído hasta que las personas pueden cerrar el ciclo, con la observación y generación de conjeturas producto de la observación y relación de experiencias previas. Este cambio ha sido dado sin lugar a dudas en cierto sentido, por las nuevas concepciones didácticas, de finales de siglo XX, pues, al tener en cuenta al espectador como un elemento más de la obra, se cierra el ciclo.

domingo, marzo 2

Changes

Esta semana ha estado cargada de muchos cambios, cambios, en muchos ámbitos y todos y cada uno de ellos es un reto que se ubica frente a mi. Desde nuevas responsabilidades en el trabajo hasta nuevas formas de ver mis problemas personales, con una sucesión de eventos van pasando los días, y de lo que si no me puedo quejar es que la monotonía ya no es parte de ellos.

El tener más responsabilidades me ha hecho una persona un poco más centrada siento yo, el tener que asumir tareas que antes las veía lejanas cambia un poco el panórama del cómo me concibo a mi mismo, y el poder concretarlas exitosamente es algo que no tiene parangón, lo único que si sé, es que las cosas no volverán a ser iguales nunca más.

En el plano personal tengo una nueva ilusión, salgo con alguien que llena muchas de mis expectativas como pareja, pero siento que estoy frenando mucho mis emociones por no querer salir tan lastimado como la última vez que dejé a alguien entrar en mi corazón, no quiero volver a ser tan dependiente de alguien, no quiero sentir que al no tener a esa persona mi vida no vale nada; pues no creo que eso sea sano para nadie. Sin embargo como siempre el humano es un eterno inconforme, nos pasamos buscando pretextos o poniéndole pretextos a con quien salimos, el clásico síndrome del soltero que busca algo que posiblemente ya encontró y por fijarse en detallitos no lo notó.

En ese mismo tema, una de las cosas más curiosas que pasó en la semana, es que el Viernes andando con esta chica, pasé por mi hermana para darle un aventón, la señorita en Cuestión (my date) traía en el stereo de mi carro música chera, a lo que inmediatamente respingó Mayté (mi hermana), diciendo qué pasa Lalo, ¿Qué traes?, y yo le comento: no soy yo, a esta chica le gusta esa música, inmediatamente Mayté, dice, no es tanto la música sino el volúmen, jajaja. ¡Qué risión!, porque crítico el gusto de ella y no el mío. Claro, a qué viene esta anécdota, nos lleva a lo mismo, HE CAMBIADO, antes, yo nunca hubiera salido o pensado en andar de novio con alguien que le gustara ese tipo de cosas, y unas tantas cosas más a las que yo les ponía las cruces desde lejos, y eso es, he cambiado, trato cada día de hacer más por mi mismo, porque no sé en ocasiones mucha gente dice cosas buenas de mi y empiezo a creemerlas. SOY FELIZ

Son tantas cosas que para compilarlas en un solo post de fin de semana es difícil, pero creo que la sintésis es buena, resume muchas de las cosas que han pasado, desde luego como hay cambios hay viejas malas manías, como el hecho de sentir cosas y no decirlas por pena, el morderse los labios y aguantar cuando te hacen pasar un mal rato, corajes, reservas, etc. etc., pero en términos generales las cosas van muy bien, salvo por unas cuantas deudas y unos cuantos pendientes, esto va marchando viento en popa.

National Geographic Photos