lunes, febrero 22

¡oh! el amor

Hoy, a finales de febrero, he retomado una convicción, le dedicaré más tiempo a este espacio que en algún tiempo fuera mi principal medio de catarsis, y creo que bien lo merece.

Hace algunos días he estado pensando en muchas cosas, desde política, hasta si las moscas hacen caca, pero eso es típico de mí sobre todo en las noches que ya estoy acostado y que tengo que levantarme temprano y que los mil y un pensamientos me atacan como luces en una discoteca -jajajaja creo que esa palabra ya no se usa- en fin para aquellos que no son tan contemporáneos les parecerá grato ver que hay gente que todavía recuerda esa palabra.

Cualquier persona que haya mantenido una conversación conmigo fuera del ámbito laboral lo sabrá con facilidad, que divago todo el tiempo, y no me quejo nada más lo hago notar. El caso es que entre esos debrayes locochones, llegó a mi un pensamiento muy profundo y pachecón, ¿Qué es el amor? o bien ¿Para qué sirve? En muchas ocasiones uno puede confundir ese sentimiento con otros sentires y pensar que se está enamorado y tener un mega romance y la otra persona puede estar totalmente indiferente, en otros casos siempre hay una parte en las relaciones que da más, y es a fin de cuentas quien puede parecer sufre o batallas más, pero quien se queda con la mejor experiencia pues a fin de cuentas amar -o querer para aquellos que les de miedo oir esta palabra- es gratificante.

Cuando pensaba en esto pensé inmediatamente en mi situación, pues no era casual que desde niño me gustaran las niñas del kínder y que en la primaria fuera un gordito enamorado, jajaja, pero en historia amores, he tenido la mejor de las suertes conociendo a personas maravillosas que han dejado lecciones tremendas, y es muy curioso cuando uno hace el recuento y observa los cambios que ha realizado y aquello que parecía tan difícil de cambiar se logra con la motivación necesaria. No me puedo quejar me han querido y he querido, me han amado y he amado, y creo que eso se nota, sobre todo en la actualidad, si soy alguien que va contento por la vida es por donde mire hay gente que tiene cierta afección a mi, desde mis amigos que son algunos, pasando por mi familia que ha sido lo más chido que me ha pasado - aguantaron todas mis locuras de morrito y las siguen aguantando- hasta mi pareja que día con día aprendemos más el uno del otro y estamos intentado lograr aquello que las películas nos venden tan seguido. : P

Pero de que el amor es cosa curiosa, lo es, por él uno puede hacer de todo y nos gusta que hagan de todo también, creo que la base para estar bien en ese rubro es la reciprocidad, y desde luego como dice la religión esperar dar antes que recibir, pero desde luego que no es nada sencillo de hacer, pero cuando se logra y lo haces bien convencido obtienes cosas que te hacen sentir mucho mejor. Se que tal vez este post peque de cursi, o de mamón pero a fin de cuentas todavía es el mes de ese sentimiento y a quien le guste pues qué bueno y si no, no se lo coman.

Ahí les dejo algo en qué pensar

Both side now
Joni Mitchell

"...I look the clouds in the both side now, from up and down, it's cloud illusions i recall, i really don't know clouds at all...

...oh but now old friends are acting strange, they shake their heads, they say i've changed, well something's lost but something's gained in living every day..."

martes, febrero 9

Mi vida 2.0


Así como vemos actualizaciones de windows, estoy dispuesto a poner al día a uno que otro despistado que de vez en cuando se pase por este site.

Para empezar, ¡tengo trabajo!, y a pesar de estar en un fuerte predicamento entre lo económico y lo espiritual, ganó nuevamente la satisfacción personal antes de que la comodidad económica y estoy en un lugar en donde hago lo que me gusta, pero que no me permite tanta solvencia, jajaj - ¡Qué manera diplomática de decir que el billete no está bueno!-, pero en fin estoy en donde me gusta estar.

En mi vida no hay cambios grandes, solamente que tengo tres meses seguidos haciendo ejercicio y me siento muy bien, a finales de Mayo cumplo un año sin comer carne y me siento muy pero muy bien, desde luego que hay días en que quisiera que mi vida fuera más simple y poder comprar cualquier cochinada en la calle y comermela, pero se que no es así. No me quejo por batallar creo que así debe ser en la vida, siempre estar echándole ganas sino, uno cae rápidamente en zonas de comfort y dejamos de explotar nuestro potencial.

El caso es que de no hacer ninguna actividad física, pasé a ir al gimnasio todos los días a las 6 de la malaña, hjajaja y sí, da un chorro de flojera, pero ahí andamos, no puedo negar que me rinde más el día iniciándolo temprano. Nuevamente puedo tomar café, rompí con muchos paradigmas en cuanto a mi persona, mi relación y los lazos entre muchos aspectos y yo. Bienconocí a alguien que me dijo cosas muy padres y reiteró aquello que siempre he pensado de mí, no soy de este pinche planeta, jajajajaja, le pese a quien le pese.

Cada día me hago más cargo de mis comidas y he procurado ser mejor en todos los aspectos, de hecho todavía queda mucho por hacer, de hecho tengo una lista:


  • Vender mi carro

  • Comprar un carro más económico

  • Sacar mi cédula profesional

  • Titularme de la maestría

  • Sacar la cédula de la maestría

  • Componer una canción para mi niña

  • Terminar el disco que prometí realizar

  • Iniciar propuestas de proyecto que me generen ingresos y mil y un más

Desde luego que soy ambicioso y sé que aún faltan cosas, pero poco a poco y paso a pasito

National Geographic Photos