sábado, noviembre 29

Dos estilos, una misma banda


Ayer en el transcurso de mi casa a la oficina y después de ver varios pendientes, el orden aleatorio de mi ipod me dio una sorpresa, de esas que cuando llegan le hacen el día a uno. Repentinamente escuhaba I stopped to fill my car up de Stereophonics y fue como ver descubrirlos de nuevo. Es una canción muy tranquilita, en La menor, y que habla de una verdadera fumada, algo así como que derepente cuando se para a echar gasolina para su carro aparece un hombre en el asiento trasero, y al final, él mismo cantante te dice que inventó la historia para llamar tu atención.


Pero digo, lo más rescatable o lo que estuve pensando mientras la oía, es que no hace ni cinco años, la música era algo muy distinto a lo que escuchamos hoy en día. Enfocándome específicamente a estre grupo, lo que más noto es que con los años han cambiado, han dejado de ser tan duro en sus riffs, y cómo que al menos para mi han perdido un poco de sinceridad; las rolas de sus discos anteriores. En sus primeros discos oíamos una frescura que no tenía comparación, además que la voz de Kelly Jones es única, así ronca y garrasposa, lo ideal para el rock, es un caso único como Eddie Vedder de Pearl jam.


Pero volviendo a la diferencia de los estilos, la cual fue suscitada ya que después de la canción mencionada, el ipod tocó Pedalpusher, de unos de sus últimos discos, y yo pude percibir mucha superficialidad, como si las melodías que elaboraban fuean salidas más bien de momentos de verdadera inspiración y no de una incursión de otro tipo de procedimientos para conseguirlas. Además de la ruptura con el antiguo baterista, y un cambio drástico en su forma de vestir y apareiencia, pasando de un grupo convencional a uno mucho más glamouroso centrado mucho en la imagen del vocalista, y que además casi siempre apoyados por guitarras más que por sintetizadores, en sus últimas producciones cada vez más recurren a estos elementos.
No considero, que ni uno ni el otro sea mejor, lo que si quiero hacer notar es que la antigua agrupación era más de mi agrado, no se si porque las melodías que utilizaban antes eran novedad, y ver que disco tras disco no hacen sino recrear una fórmula que funciona, o si es porque en realidad han perdido algo que tenían y que por dar gusto a un mercado o un segmento de público y ser más comerciales, hayan olvidado lo indispensable, hacer las cosas de corazón verdaderamente...
...y como bien dirían "El gusto se rompe en géneros"

jueves, noviembre 27

Necesidad de expresión

Constantemente he escuchado -Debido al tipo de trabajo que tengo- que todos los artistas no son sino un montón de locos que no encuentran qué hacer con su tiempo libre. Recuerdo que en los primeros acercamientos que tuve con la filosofía, la gente me decía lo mismo, que si los filósofos se la pasan en el mundo de las ideas y por lo mismo no hacen nada productivo más que robar oxígeno y quemarse las neuronas pensando, siempre confíe que no era ni lo uno ni lo otro.

Siempre sucede que las personas estamos tan absortas con nuestra inmediatez, y que con el corto período que tenemos de estadía en esta vida, que nos ocupamos de lo urgente y no de lo importante, y es que aunque en ocasiones son términos muy parecido no son la misma cosas, una de ellas habla de las cosas que necesitan ser solucionadas o vista de inmediato, y las segundas indican algo que de verdad tiene que hacerse aunque el plazo para lograrlas no sean tan demandante que deban resolverse in so facto. Un buen libro que alguna ocasión le regalara a mi ex, decía que hay dos tipos de preguntas que el ser humano se plantea a lo largo de su vida; las Primeras son las cotidianas, y responden a cuestiones tan inmediatas como pueden ser: ¿Qué me pongo para salir? ¿Qué desayunaré? ¿Me corto el pelo dos o tres centímetros? ¿Qué gran disco escucharé hoy?, y las del otro orden son las trascendentales, y algunos ejemplos pueden ser: ¿Quiénes somos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Para qué estamos en esta vida?.

Todas y cada una de las preguntas que pueden desprenderse de nuestro diario existir, nos permiten acercarnos un poco más, al sentido que tenemos como personas, y todavía aún más al sentido que queremos dar a nuestra vida; sobre todo en estos tiempos en que el capitalismo ha dominado la forma de vivir de la gran mayoría de los países, y por ende un consumismo incipiente en todos y cada uno de los habitantes de este mundo pseudoglobalizado que cada día acrecenta las distancias entre nosotros mismos. Y es exactamente en un entorno tan viciado y contamindo que los temas de vital importancia y tan trasdencentales han quedado cada vez más rezagados por menesteres vanales e intrascendentales, ¡y es que es necesario en estos días gritar muy alto para ser escuchado entre tanto bullicio!

Efectivamente, es necesario gritar, es necesario romperse por dentro para que la gente pueda tener una breve noción de cómo nos sentimos, y por más que algunas personas decidan encriptarse una y otra vez, no podemos negar que todos tenemos el mismo organismo y que las entrañas nos piden constantemente desahogos y formas de liberar tanta presión que en ocasiones la rutina, los problemas y la vida misma ocasiona, y es que aunque uno no sea la persona que más interactúe con los demás, en ocasiones es realmente necesario. Lo importante, es que notemos que algo que bien puede ser opcional puede tornarse una necesidad, como cuando alguien nos ha lastimado en lo más profundo y necesitamos contarle a alguien que estamos heridos, y más aún cuando esa persona nos reconforta, y en caso que no lo hiciera, el poder sacar un poco el veneno es indispensable.

En ocasiones no necesitamos a alguien que nos aconseje o haga sentir mejor, solamente es una imperiosa necesidad de desahogar el pecho y sacar eso que tanto nos ha molestado o nos puede estar molestando de cotidiano, en otras tantas es necesario que de verdad alguien nos de algún buen consejo de aquello que nosotros le estamos comentando, y a veces uno puede tener un espacio como este que yo uso para expresar mis inquietudes, cuando hablar con alguien no funcionan del todo, o bien ese alguien con quien uno habla se ha marchado.

Para todos, la necesidad de expresión es algo normal y de lo cual no podemos escapar, desde que somos pequeños cualquier molestia física es expresada mediante el llanto o la risa, cualquier situación de agrado recibe inmediatamente un gesto de nuestra cara, y lo mismo las insatisfacciones. En ocasiones me asusto de lo poco que puedo controlar mi comunciación no verbal, como que desde niño nunca tuve el filtro y cuando algo me molesta, es totalmente notorio, y eso se ve afectado directamente en mi incapacidad para fingir, y estar molesto cuando quiero estar, y no dar una apariencia que en realidad no quiero dar. Conforme uno crece la necesidad de expresión es más fuerte y los medios para hacerlo más restringidos, pues en la infancia es bien visto que uno quiera decirle o expresar algún afecto o emoción por algo o alguien, pero conforme vamos avanzando en nuestra vida y nos internamos en una infacia un poco más cercana al prepuber, cada vez las muestras de afecto, cariño o cualquier otra emoción son de lo más censuradas o bien criticadas por parte de nuestras sociedades. Pienso que en cierto sentido es un mecanismo que nos hace funcionar como ollas de presión, y que cuando explotemos la sociedad se dará por bien servida, pues les habremos ahorrado una molestia.

Cada etapa de la vida implica nuevas restricciones a nuestra capacidad y necesidad de expresión, que desde siempre nos acompañan, y en cierto sentido creo el restringirse en este rubro es lo que hace que las personas que viven en metrópolis frecuentemente decidan terminar con su vida, pues entre la rutina y la falta de metas no encuentran un importante motivo para vivir, y ahí pienso que yo soy un poco como ellos, pero que el hecho de vivir con mi familia no me permite explorar mucho esa veta tan soledosa.

Expresarse no es un lujo, es una necesidad, cada quien siente esa gran fuerza viva que le pide exclamar aquello que en el pecho está guardado y que en ocasiones son cargas tan pesadas que hacen que la gente se ahogue en sus problemas y pensamientos. La música para mi ha sido un medio de expresión estúpendo, pero que todavía no exploro en su totalidad, y que no domino tampoco; sin embargo se que un día lo haré si me aplico.

GOOD LUCK TO EVERYONE AND ¡EXPRESS YOURSELF; IT'S THE BEST THING YOU CAN DO!

miércoles, noviembre 19

Radiohead en México/ MAR09

Por más surreal que parezca, es cierto, yo mismo no lo puedo creer. Esta tarde a la una pasadas accesé al sitio de TICKETMASTER para comprar mi boleto al concierto de Radiohead, que se llevará a cabo el 15 de Marzo del año entrante, y por no tener una tarjeta de crédito a la mano, no pude comprar el boleto más caro.

Llegando a casa, encontré una tarjeta para poder comprar el boleto, y ¿a que no saben qué?, ya no había en existencia boletos de mayor valor, en menos de dos horas se habían agotado, y tampoco los que estaban enseguida, cambié el criterio de búsqueda y sorpresa, me tocaron los de la mitad. En cierto sentido, es bueno, no gasté 1500 en el boleto -gasté la mitad de hecho-, nada más que no estaré cerca de nadie ni con nadie, pero que demonios importa si voy a estar escuchando una de las bandas más importantes en la escena musical actual, sino es que la más innovadora y propositiva de los últimos diez años.

viernes, noviembre 14

Capacitación itson

¡oh sorpresa!, estoy en el ITSON y en una máquina del centro de cómputo, el monumental CISCO. Dicho curso, tienel a intención de capacitarnos en el manejo del programa para la subida de calificación, vaya cosa gloriosa que para mi es de lo más irrisorio. A las 7:00 en punto inicia un evento en el Teatro de la misma institucion de Producciones La Lágrima, espero poder llegar a tiempo, pues mis alumnos estarán ahí y si no me ven al entrar pueden pensar que no asistí y eso no está del todo bien, pues uno como docente en cierto sentido es el ejemplo para ellos, jajajaj más y más palabrerías.

Dicho evento, será breve para mi, pues hoy es Viernes y todos estos días o la gran mayoría tenemos ensayo mi banda y yo, y vaya que son buenos estos días porque uno puede sacar el estress de toda la semana en estas actividades recreativas, de hecho será un día estupendo puesto que esta mañana la musas me visitaron y tengo una muy buena melogiá para una canción nueva para la banda. ¡Vaya que ha sido un buen día!...

No tengo mucho más que contar, este post nace por un gran aburrimiento que tengo en este momento y por la mil y un actividades diarias que realizo que son aburridas y tediosas. Gracias público inteligente y conocedor, que viva México y sus instituciones.

domingo, noviembre 9

De tamborazo y olor a carne asada

Desde siempre he sido una especie rara en mi sociedad, desde siempre he notado que hay más cosas en el mundo que lo que veo a mi alrededor, desde siempre supe que la música ranchera, o de banda no me gustaría nunca, siempre estuve consciente que las personas que oían una fracción de ese tipo de género musical le rendían tributo a cosas tan poco lógica y reprobables como el robo, asesinato, narcotráfico, infidelidad y demás; ¡Pero vamos!, eso ha existido y existirá por siempre, y nada ni nadie podrá evitarlo y así seguiremos por los siglos de los siglos amén, porque el ser humano tiene una carne que es débil y que lo hace tender hacia lo negativo, como en las diversas teorías de grupos en sociología, hay una natural tendencia a la entropía.

Sin embargo, una cosa es padecer de alguna debilidad carnal, e incluso tener vicios que nos acarren problemas y sean recurrentes; pero una cosa muy pero muy distinta es el hecho de que además de cometer esos actos que moral y socialmente son inapropiados, se les exhiba, se les aplauda y se les halage, como en esos famosos corridos norteños que se ocupan principalmente de ensalzar a los asesinos, traficantes y demás como si fueran los nuevos ídolos o caudillos. Será en parte que en nuestra cultura siempre hemos tenido esa herencia milenaria de derramamiento de sangre y que secretamente disfrutamos del dolor de los demás, - suena demasiado morboso, pero en realidad así lo veo en ocasiones- o bien, puede ser otra razón, simplemente es una continuada línea de muchos acontecimientos que ha presenciado nuestro país, y nuestro mundo, sería curioso estudiar la forma en que la posmodernidad afecta a un país como el nuestro y específicamente a cada región, cómo es que en cada porción de tierra específica de un país, pueden convivir y confluir tan distintas personalidades y tan distintas formas de personas, en realidad eso nunca deja de asombrarme.

Hoy que soy adulto y sobre todo que mi formación académica como docente me ha enfrentarme a los estragos de años y años de permisividad y de olvido de las buenas costumbres, me percato que análogamente a lahistoria del arte, en ocasiones se gana en un sentido pero se pierde en otro. Con lo anterior me refiero, a que si bien hoy el mundo tiene mayor libertad de expresión, también hay personas que hacen mal uso de ella, y la desprestigian, y en el otro polo encontramos una sociedad en la que nos matamos unos de otros y a nadie le importa, pues estamos tan hastiados de nosotros mismo, tan hartos, tan absortos, enajenados, engreídos, ensimismados y sobre todo la tecnología y demás artificios de nuestra era nos han hecho dar un vuelto atrás y ser algo asi como las sociedades bárbaras de la edad media, y todos nuestros avances en lo humanístico se han pérdido.

Como educador, me normalmente me logró asombrar del tipo de educación que se les está dando a las nuevas generaciones, esa extrema libertad, esa permisividad, esas paternidades democráticas, esas comúnes frases de "dejalo está chamaco", y le permiten oir, ver y recibir información que no son sino pura mierda, en lugar de buscar alternativas de entretenimiento o diversión que además de cumplir esa necesidad puedan dejarles un mensaje, y desde luego, no creo que las personas seamos responsables, es más bien quién nos maneja, el gobierno con su maniquinaria incesante articula formas de manipulación, como el exceso de actividad laboral, la siembra del pánico mediante los medios, que hacen que las personas al se ocupen solo de producir más que de vivir, y eso genera que al llegar a sus hogares no dediquen tiempo a la formación de sus hijos, sino más bien quieran embrutecerse como programas absurdos y sensacionalistas como "La Academia", Ventaneando", y demás basura cultural.

Toda la reflexión anterior tiene su génesis en las incontables festividades, festejos, reuniones y eventos sociales, en lo que uno puede apreciar que este tipo de expresiones culturales, solo lasceran a nuestra sociedad y nuestra gente, me asusta en ocasiones la incapacidad de reflexión de algunas personas, así como su ensimismamiento en su persona, es la era de la total egolatría y enamoramiento de nosotros mismos. Nacido en un pueblo bicecletero, en donde todos están acostumbrados a seguir a las masas, a hacer lo que los demás hacen por mera imitación, me ha acarreado problemas que en ocasiones estuvieron cerca de una golpiza por varios congéneres, por buscar ser uno mismo, y es que es obvio la individualidad asusta a las personas ignorantes, porque ¿Por qué habría yo ser diferente de los demás?, ¿Por qué de donde yo vengo es un delito ser inquisitivo? ¿Por qué no puede uno ser uno mismo y que los demás lo acepten como es?, y lo curioso es que incluso en las familias se recrean esas dinámicas.

De tamborazos y carne asada, y ahora bien también balaceras, es como podemos describir nuestro bello territorio, en donde cada vez la información y la teoría de la desinformación envenenan tanto al pueblo que lo han hecho todos unos autómatas programados a seguir instrucciones y ser manipulados por las cabezas de la nación y del mundo.

jueves, noviembre 6

No mentirás

Es incluso una de las directrices que la biblia, uno de los más antiguos libros comenta como máxima. Desde niño siempre creí y supe como algo que llegó a mi como conclusión fortuita, que la mentira me podía sacar de muchos problemas, pero respeté eso si, que nunca me mentiría a mi mismo, porque yo soy con quien estoy al final del día; a los demás puedes mentir, pero cuando tu estás solo y ahí tienes que enfrentarte contigo, debes estar seguro de que lo que ves te agrada.

Muchas personas suelen utilizar la mentira por muy distintas razones, algunas de ellas protegen sus inseguridades, otras se fabrican ciertas ilusiones que les hace más llevadero su existir, otras personas son mitómanos de profesión y constantemente elaboran escaramuzas para justificar alguna carencia o alguna necesidad. Lo que es común en todos ellos, es que tiene necesidad de recurrir a la mentira para saciar cierta necesidad. Algunas personas incluso, mienten con tante frecuencia que llegan a creer sus propias basuras, y derepente vemos a alguien que se considera superior, o toma una nueva percepción de él mismo, basado en un mito que el mismo empezó. La mentira, hija del mito, todo mito está alejado de la realidad, pero toma una parte de ella para construir, sin la realidad no existe parámetro de comparación y por ende toda mentira deriva de la descomposición o alteración de un mundo real y existente.

Vil recurso, de recurrente aparición en la vida de todos quienes intentamos ser mejores personas y hayamos en él una válvula de escape, una forma de ahogar nuestras penas o nuestra insoportable condición, y decidimos que la mejor salida es la mentira, esta habitual herramienta nos acorrala en ocasiones, nos persigue y nos hostiga, es como una droga de la cual no podemos escapar hasta que le damos uso; nunca he creído que esté del todo mal, de hecho yo constantemente recurro a ella - aunque cada día intento hacerlo menos -, lo que si creo que de verdad hace daño, es negarlo, y una vez más vivir en un mundo de ficción, en donde todo es irreal. Incluso hay personas que mienten respecto a su agrado por otras personas, y entonces le mentira se convierte en hipocresía, esa sensación de no poder ser quien uno es auténticamente por miedo a decepcionar o no agradar a los demás. Mi cuerpo es algo raro, cuando soy hipócrita me duele el estómago, y no puedo evitarlo me siento pésimo, cómo que mi misma composición sabe que no es para nada correcto.

Existe muchas vías y muchas maneras de incurrir en este molesto hábito, yo desde hace tiempo tomé la decisión de ser devastadoramente sincero, y me ha acarreado muchos problemas, sin embargo, me arriesgo y lo hago, afronto las cosas con esa nueva actitud de no callarme lo que me puede hacer daño, y he aprendido que hay una ración de realidad o verdad que las personas pueden tolerar, todo lo demás solo puedes hacerl más daño que vien, y es que lo anterior es algo que uno debe hacer para liberarse para siempre de ese pesado yugo amordazador.

National Geographic Photos