domingo, diciembre 27

crónicas de la peda

Posiblemente este blog pudiera cambiar el nombre a algo más prendido que fuera "Crónicas de la peda", "Aventuras de un joven alcohólico" o incluso "lo que el vino se llevó", pero aún así que cada línea delate mi incipiente adicción a la sustancia etílica, me he percatado que en ocasiones una sustancia como la bebida permite a este simple mortal exacerbar cada una las fibras sensibles que se tiene y las musas coquetas y vagan salen a la luz y facultan mi mano para describir elocuentemente la belleza de mi amor, la tristeza por el consumismo de la sociedad actual o bien el afecto que puede sentir por el pariente lejano; la tristeza por las carestías mundiales y a fin de cuentas, procesar aquellos estímulos crudos, ajos y fríos que el mundo escupe en sus bocanadas diarias.

Si es Baco, quien exhalta mi corazón que sea Baco quien lo apague, pero que no tarde años, se lleve mi vista y demasias funciones ¿No es verdad HOMERO?, que lo haga pronto y sin piedad.

"El mar no cede ni tampoco la Metralla"

Luchas

"A tanta depresión, mariguana y alcohol"

Hoy he descubierto que todos somos una continua construcción de aquello que queremos ser, que la vida no le avisó a nadie que sería una dura subida por aquella colina escarpada, nadie nos dijo que ser lo que queríamos ser, era algo sencillo, nadie nos dijo que compadecerse del hermano que no tiene para comer era algo cotidiano, nadie ilustró nuestro sentir, nadie nos dijo cómo lidiar con el coraje, o bien cómo soportar que alguien pisoteé tu autoestima o tu autovalía una y otra vez y aún así amarle, nadie nos dio la fortaleza para soportar dicho reto.

he descubierto que a su modo desde aquel primate más salvaje hasta el funcionario más cochino han dejado algo de ellos en su trabajo aquello que los hace ser ellos mismos, que a pesar de que todos hemos sentidos los más viles sentimientos, son los más nobles los que hacen que nos enorgullézcamos de nuestra estirpe, lucha el pobre, el rico y el méndigo, lucha Bush, lucha Obama y lucho yo, lucho contra el impulso de ser aquel que quieren todos que sea, de comer carne, de dejar de decir groserías, de dejar ser de un obsesivo compulsivo, de orientarme hacia el éxito y no hacia la felicidad material; sigo siendo aquel que llora por los niños que no tiene que comer y aquel que por la maldita trascendencia no puede ser uno más del montón.

No es sencillo soportar la vorágine de pensamientos que hoy me abordan y muchos menos intoxicado por sustancia etílicas, pero comprendo que la intención da génesis a la realización de aquello que un día será tangible...

Un día después de navidad

Trascender sin trasgredir.
comunicar sin violentar.
Violentar sin comunicar.
Alabar al creador.
crear - una alabanza-
colores, formas, aromas y sonidos.
De tí, de mí y de quien se deje. Dejar por el bien y no por aclamar al popular guerrillero o romano que aclamaron los césares.

César de discriminar, cesar de alentar el belicismo o aclamar al falso ídolo deportivo, musical o farándulero. A fin de cuentos, quién de ellos, Cristo, Gandhi, Platón, Aristóteles o Einsten no han podido dejar de dispensar de las materias primas de la vida, aire agua y alimento.

El ser humano condenado está a lo inefable, pero cuánto o por cuánto aguante esa condición, en prueba está por los nuevos tiempos que dictan nuestra vida.

miércoles, diciembre 9

Una relación enfermiza sin lugar a dudas

Para vivir en esta tierra uno debe tener un escudo protector... ¡como no rendirse ante la belleza del paisaje mexicano, nuestro pasado prehispánico y la increíble magia de nuestras costumbres!. Pero también no sentir indignación al observar a gente que no tiene para comer, etnias que viven marginadas en el país, y como todos los servidores públicos anhelen llegar a esos lugares para saquear y sangrar los bolsillos del pueblo, es increíble que con todo el genio mexicano y en pleno Siglo XXI, la única solución que encuentren nuestros empleados, sea aunmentar el cobro de impuestos que debemos pagar los contribuyentes.

Por eso he llegado a la conclusión de que para amar a México hay que estar LOCO... Creo que por eso nuestro país es tan rico y tan prolífico, tan hermoso y envidiado por muchos, porque aquí la gente no teme romperse, abrirse, entregarse y amar aunque duela más de lo que cualquiera en sus cabales podría soportar, y no cualquier persona que llegue lo puede entender, ni aprehender; pero eso si lo han compartido extranjeros que al estar en contacto con el país olvidan sus raíces y deciden hacer de este lugar su casa.

Con el tiempo aprende uno que la vida no tiene solo dos colores: blanco y negro; si no que en realidad todo está distribuido entre los finos matices entre esos dos, y que en ocasiones las cosas no son como lo debieran ser. Creo que llego fácilmente a una conclusión general: "Amo a México, pero odio que nuestra propia gente no lo ame como debería, y lo hunda más y más en la marginación y el olvido".

miércoles, diciembre 2

El mejor año de mi vida


Si alguien me pidiera que anotara algún pensamiento al pie de página del año que se nos va, podría decir que el 2009 fue el mejor año de mi vida...

¿Por qué?, existen múltiples razones, y la gran mayoría, se podría quedar con lo superficial de las situaciones que plantearé a continuación, pero si en realidad hurgamos hasta llegar a la esencia de las cosas, creo que por algo puedo decir lo que digo de este año.

Todo inició en este mismo mes el año pasado, cuando me notificaron que el trabajo donde tenía 3 años y con el que está mega feliz y contento, estaba por terminarse, en ese momento si parecía que el mundo se viniendo en pedazotes sobre mí, como un edificio que se derrumba. Para la fecha indicada otra institución me ofreció trabajo y para mi parecía la solución a todos mis problemas, pero desde luego era todo un nuevo reto estar en una institución nueva.

Tiendo a hacer largos los cuentos, pero en este no pasará así; el caso es que de por una ocasión me había salvado de estar desempleado, por salud y conciencia ambiental dejé de comer carne, mi relación amorosa iba en picada. En cuanto al trabajo el proyecto que había retomado esta nueva institución ya no era el mismo, me tocó conocer gente con un estilo de vida muy distinto a la mía, la burocracia en todo su esplendor, a gente que vive simulando que trabaja y que encima de todo lo hace de mal humor, personas que a la menor traba se complican y dicen que no lo pueden hacer, que te ocasionan más problemas de los que pueden solucionarte, gente negativa que te recibe con una cara larga, antipáticos y sobre todo gente que no entiende que un trabajo es parte de un proyecto de vida, y si tu trabajo es algo vacío, tu vida lo será también.

En cuanto a mi alimentación todo mundo me criticó en casa y con amigos, pero he vivido muy feliz medio año sin comer carne y creo que eso me ha hecho una persona mucho más paciente y más relajada, que está más consciente de las problemáticas ecológico - sociales y demás. En lo que concierne a mi relación tuve muchos problemas y no todos acabaron bien.

Y es aquí donde la gente puede pensar que yo consumo drogas muchas, y que por eso digo que un año así puede ser el mejor de mi vida; sin embargo lo es. Si ustedes se dan cuenta, el quedarse sin trabajo es algo por lo que todos pasamos y está en nosotros afrontarlo con una actitud negativa o sacando provecho a la experiencia, intentar en otro trabajo con gente nueva y darte cuenta que muchos son infelices te permite admirar justo lo que no quieres para tí, y te dan más ánimos de ayudarles con tu actitud a que salgan adelante, el encontrarse con gente que al menor obstáculo corre, te hace ser más persistente porque no quieres verte como ellos, y lo más curioso es que cuando esa gente nota que tu no tienes miedo a las cosas como el despido, la crítica, el abucheo y el no caer bien, no entiende cómo puede existir alguien así. En lo sentimental, casi pierdo el amor de mi vida, pero lo recuperé y las cosas van de bien en mejor y esperemos no terminen nunca, estoy cerca de mis amigos y familiares, lo cual no puede ser mejore. En cuanto a los proyectos personales y laborales, empezar a hacer ejercicio de nuevo me hace alguien más sano y más activo, lo cual me da mucho gusto, y sin trabajo nuevamente este fin de año, solo puedo decir, VACACIONES INVOLUNTARIAS AHÍ LES VOYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYYY

HA SIDO EL MEJOR AÑO DE MI VIDA, PORQUE HE APRENDIDO A VIVIR SIMPLEMENTE VIVIR, Y NO DEJAR QUE LA GENTE, LOS PROBLEMAS O LOS NEGRITOS EN EL ARROZ ME ARRUINEN EL VIAJE, ESPERO ENCONTRAR TRABAJO PRONTO, NO COMER CARNE EN MUCHO TIEMPO, TENER LA CONSTANCIA PARA SEGUIR HACIENDO EJERCICIO Y SOBRE TODO SONREIRLE A TODOS SIEMPRE.

National Geographic Photos