miércoles, diciembre 17

¡Vaya que he cambiado!

¡A la madre!, no puedo expresar de otra manera mi forma de ser en estos últimos meses, y sobre todo en las últimas semanas en que he aprendido muchas más cosas de la vida, de lo que en otros años; pues cada día se me presentan nuevas situaciones en las que tengo que mantenerme firme y ser algo que no era, dejar de depender de los demás, y buscar un poco más mis intereses, y no los de los demás.

Mucho tiempo fue un poco egoísta, creo que en la adolescencia y en esa etapa de la vida es natural ¿no?, y conforme las experiencias me han cambiado, he aprendido a hacer cosas molestas, tardadas, incómodas, tediosas, aburridas y demás, que antaño podría haber hecho pero no con esta actitud positiva. Además he podido mantenerme firme ante gente que creía más inteligente, astuta, más experimentada que yo, y no porque ostente tener la razón arbitrariamente, sino más bien he aprendido a defender mi punto de vista cuando tiene objeto hacerlo, incluso he visto a personas que yo idolatraba, tomar en cuenta mi opinión y eso me ha hecho confiar un poco más en mi.

Lo que más me sorprende es que las cosas llegan solas, y mi nueva visión sobre las situaciones es fomentada por el mismo medio, lo cual confirma en ocasiones que son las correctas, he aprendido sobre todo a tomar decisiones, afrontarlas y sentirme bien al respecto, oigo el disco VIVA LA VIDA de COLDPLAY, y no podría estar más de acuerdo con ellos, ¡Que viva!

No hay comentarios.:

National Geographic Photos