viernes, julio 24

No dudar cuando te dicen: "lo que viene es lo mejor"

Por lo regular, tiendo a ser una persona sumamente esceptica, desesperada y acelerada, sobre todo lo primero; nunca he pensado que las cosas buenas me pudieran pasar a mi, o mejor dicho, nunca me ha cruzado por la mente que yo sea de esos pocos agraciados a quienes les toca la buena fortuna de poder hacer lo que más les gusta y ganarse la vida con ello.

El caso, es que hace unas semanas, me percaté de varias cosas; entre ellas, que sí soy una de esas personas, y que hago lo segundo que más me gusta y así me gano, la vida, y lo más increíble aún, es que al parecer, existe una remota posibilidad de que pueda vivir en un futuro no muy lejano de aquello que amo con más pasión que nada, para quienes son asiduos a este blog o me conocen, saben que no hablo de ser un corredor de bolsa en Wall street, sino más bien a vivir de mi música.

Ah, pero si hablamos de mi segunda pasión, la de orientar y educar a las próximas generaciones y permiterles entrar al conocimiento de nuestro mundo sensible a través del arte, les dejo a continuación algunas imágenes de un taller que tuve la oportunidad de impartir con niños de edad escolar, y el cual me recordó, el por qué amo mi profesión como educador; me hubiera gustado captar muchos más momentos, pero me arriesgaba a que los niños voltearan el salón pies para arriba.

No hay comentarios.:

National Geographic Photos