jueves, julio 15

¿Y qué si no me encuentro aún?

Después de 20 años o más leí en algún libro que la vida era una constante búsqueda, que llegamos a esta vida estamos pérdidos o nos desconocemos a nosotros mismos, y no es que no lo supiera y no es que desde muy pequeño tratara de entender cómo es que aquellos hábitos vistos en mi papás al rato se reproducían en mí con el mismo efecto o en ocasiones de distinto modo.

Introducirte a una sociedad complica todavía más la ecuación por que cada uno de los personajes de ésta, adhieren ciertas complicaciones o grados de dificultad, y por más que uno intente seguir intacto y no dejarse influenciar resulta inútil. Después la adolescencia le da vuelta a todo lo que uno era, y todo parece que importa demasiado, nos frustramos, lloramos, nos retorcemos y al final del día, creces y descubres la trivialidad de las cosas.

Por increíble que parezca cada vez estoy más cerca de los 30 y aún no me encuentro del todo, no he descubierto todo lo que me gustaría saber de mí, no soy quien creí que sería a esta edad, no me encuentro haciendo lo que pensé que haría para vivir, ni sé si estoy en donde quisiera estar; me dan miedo tantas cosas y le he perdido el miedo a muchas más, quisiera vivir cada día como si ya me fuera a morir y despedirme de todos a diario, dejar lo mejor de mi y que me recuerden como algo chistoso y lleno de vitalidad.

Se quién soy y las cosas con las que estoy de acuerdo,aquellas que aún no domino y que debo cambiar, las pienso a diario. En fin, creo que este tipo de búsqueda no termina si no con la muerte, ya que cada nueva etapa, llámese nuevo trabajo, nueva pareja, matrimonio, casa, hijos y demás agregan ingredientes nuevos al pastel.

No hay comentarios.:

National Geographic Photos