lunes, junio 23

Dónde están las pistolas cuando uno las necesita

No puede ser, no tengo humor ni siquiera de moverme, ni de hablar, mucho menos de hacer cualquier cosa del trabajo, y es que aunque uno quiera los efectos de factores externos no pueden dejar de afectarnos directamente el ánimo y muchas otras cosas más, tu manera de ver las cosas y la forma en que podrías interactuar con las demás personas. Tanto no tengo humor de nada que solo quiero dormir, cerrar los ojos y ya no jugar a este estúpido jueguito que llamamos vida. FUCK OFFFFFF

No hay comentarios.:

National Geographic Photos