martes, mayo 19

¿Esperar? No, ¡Demonios!


No se quien inventó eso de tener que esperar, y mucho menos esperar pacientemente en algún sitio. Desde niño siempre he sido una persona medio hiperactivo, y necesito acción, necesito estar en movimiento para no enfadarme; aunque a lo largo de mi formación profesional eso haya ocasionado que más de dos maestros hayan querido matarme -Hoy en día que soy maestro, trato de ser paciente con ese tipo de alumnos-.

Pero bueno, volviendo al punto, no creo que para nadie sea divertido estar esperando, y no creo que a nadie nos guste, o lo elijamos como una opción; me viene a la mente dicho tema porque en este momento me encuentro esperando respuesta de algo que puede terminar con el alto índice de estrés que he venido experimentando desde diciembre; y que consciente o inconscientemente me ha hecho no estar del todo agusto. Desde luego, me imagino que mi espera no es nada comparada con aquellos que por ejemplo, la pareja de esposo que espera un hijo; la pareja de novios que esperan el resultado de la pregnancy test, jajaj, o peor aún aquellos que pudieran estar en fase terminal y que esperan ver llegar el día fatídico.

Desde luego, en esos ejemplos me colgué, me fui muy al extremño, pero en general, esperar es algo con lo que he aprendido a lidiar, con un buen libro en la mano y el ipod prendido, yo puedo esperar un día entero cualquier cosa, es algo que me ayuda a tranquilizarme; en mi caso creo que lo que menos aguanto de esperar es estar ahí sin hacer nada. En resumen, Esperar apesta, por lo tanto si tienes que hacerlo, entretente con algo que mate el ocio y que, sí además te cultiva es mucho mejor

No hay comentarios.:

National Geographic Photos