martes, octubre 16

sucesión de imágenes en tamaño y color reales

Siempre me pasa cuando decido bajar la guardia y dejar entrar más que nada en mi mente la imagen y concepto de alguna personita del sexo opuesto que bien entra por mis ojos y reside en mi pensamiento por mucho tiempo. Tal es el caso de cierta chica, con quien curiosamente he coincidido en demasiados lugares como para poder llamarle "hechos aislados". Lo más curioso del caso es que yo se que posiblemente sean solo figuraciones mías, y esa energía que siento de su parte hacia mi, es solo fantasía, pero de que pensar en ella me pone de buenas, en serio que lo hace.

En una ocasión la tuve a unos cuantos pasos, y no fui lo suficientemente aventurado como para aproximarme a charlar con ella, claro, una situación en la que estuvimos en el mismo lugar en el mismo tiempo, y ella iba con su novio, disminuyó en gran parte mis ánimos de aproximarme. Lo más más curioso de todo es que ahora pienso verla en muchas partes, en muchos rostros y en muchas gentes; no conozco su nombre pero mi gente y yo decidimos nombrarle cariñosamente "la narizona", y no porque sea muy protuberante sino que es muy partícular. Lo que depare el destino y lo que continúe de aquí solo el destino lo sabrá, lo que si se, es que espero no confundir alguna señal y quedar como menso, jajajaj, bueno, uno siempre corre el riesgo de ese tipo de cosas, eso de las relaciones personales siempre han sido una cosa muy dificultosa para mi.

No hay comentarios.:

National Geographic Photos