domingo, marzo 2

Changes

Esta semana ha estado cargada de muchos cambios, cambios, en muchos ámbitos y todos y cada uno de ellos es un reto que se ubica frente a mi. Desde nuevas responsabilidades en el trabajo hasta nuevas formas de ver mis problemas personales, con una sucesión de eventos van pasando los días, y de lo que si no me puedo quejar es que la monotonía ya no es parte de ellos.

El tener más responsabilidades me ha hecho una persona un poco más centrada siento yo, el tener que asumir tareas que antes las veía lejanas cambia un poco el panórama del cómo me concibo a mi mismo, y el poder concretarlas exitosamente es algo que no tiene parangón, lo único que si sé, es que las cosas no volverán a ser iguales nunca más.

En el plano personal tengo una nueva ilusión, salgo con alguien que llena muchas de mis expectativas como pareja, pero siento que estoy frenando mucho mis emociones por no querer salir tan lastimado como la última vez que dejé a alguien entrar en mi corazón, no quiero volver a ser tan dependiente de alguien, no quiero sentir que al no tener a esa persona mi vida no vale nada; pues no creo que eso sea sano para nadie. Sin embargo como siempre el humano es un eterno inconforme, nos pasamos buscando pretextos o poniéndole pretextos a con quien salimos, el clásico síndrome del soltero que busca algo que posiblemente ya encontró y por fijarse en detallitos no lo notó.

En ese mismo tema, una de las cosas más curiosas que pasó en la semana, es que el Viernes andando con esta chica, pasé por mi hermana para darle un aventón, la señorita en Cuestión (my date) traía en el stereo de mi carro música chera, a lo que inmediatamente respingó Mayté (mi hermana), diciendo qué pasa Lalo, ¿Qué traes?, y yo le comento: no soy yo, a esta chica le gusta esa música, inmediatamente Mayté, dice, no es tanto la música sino el volúmen, jajaja. ¡Qué risión!, porque crítico el gusto de ella y no el mío. Claro, a qué viene esta anécdota, nos lleva a lo mismo, HE CAMBIADO, antes, yo nunca hubiera salido o pensado en andar de novio con alguien que le gustara ese tipo de cosas, y unas tantas cosas más a las que yo les ponía las cruces desde lejos, y eso es, he cambiado, trato cada día de hacer más por mi mismo, porque no sé en ocasiones mucha gente dice cosas buenas de mi y empiezo a creemerlas. SOY FELIZ

Son tantas cosas que para compilarlas en un solo post de fin de semana es difícil, pero creo que la sintésis es buena, resume muchas de las cosas que han pasado, desde luego como hay cambios hay viejas malas manías, como el hecho de sentir cosas y no decirlas por pena, el morderse los labios y aguantar cuando te hacen pasar un mal rato, corajes, reservas, etc. etc., pero en términos generales las cosas van muy bien, salvo por unas cuantas deudas y unos cuantos pendientes, esto va marchando viento en popa.

No hay comentarios.:

National Geographic Photos