viernes, agosto 24

La inevitable necesidad de dar paso al inconsciente

No entendía o más bien con aberración escuchaba en múltiples ocasiones a más de dos personas, que al llegar el fin de semana era necesario, mojarse un poco los labios (beber) para poder sopesar las múltiples cargas que el stress diario trae consigo. En múltiples ocasiones me parecía de los más irracional el comentario, fuera de lugar y desde luego críticaba a quien recurría a un recurso tan barato como la enajenación alcohólica para escapar de sus problemas de la semana. Sin embargo hoy, que cruzo por una considerable tormenta, que me agobia, que oprime mi pecho y cada vez hace mi andar más pesado, siento palpitante dentro de mi la necesidad de buscar ese "easy way out", porque tal vez después de salir del letargo alcohólico, sea mi nueva oportunidad de despertar y cambiar las cosas a como las percibo. Ya que después de una buena copa y una buena compañía el mundo se ve distinto, lo bueno es que la copa nunca puede faltar, pero en este instante la compañía no está tan presta.

La enseñanza que me queda, es que nunca más podré criticar a quien necesita un poco de paz y distenderse después de una semana de strés. Aunque mañana se avecine una gran celebración en mi nombre, la condición de actuación en automático, me impide siquiera sentirme feliz por ello. ASÍ QUE A ENAJENARSE POR UN RATO Y OLVIDAR QUE LO ÚNICO NECESARIO PARA VIVIR ES RESPIRAR.

No hay comentarios.:

National Geographic Photos