lunes, agosto 6

Resumen de fin de semana

Con todo y una emorme weba, me levanté este Lunes, la verdad es que veo bien lejano el próximo fin de semana largo, parece eterno el tiempo entre el fin de semana y yo, pero lo más chistoso es que cuando llega el Viernes, me pongo ansioso y no se a donde ir.

Pues aquí el resumen de actividades de este fin de semana... Me dirigí a San Carlos el sábado en la tarde, todavía con un poco de malestar, ya que me enfermé feamente el Jueves, pues ahí voy con la panza toda revuelta y sin nada de ganas de ir. Justo cuando me subí al carro, y vi el día todo nublado, como que me volvió el alma al cuerpo, empecé a pensar que no estaría tan mal, el viaje estuvo super agradable con mi ipod y cotorrando con mi primo Pepe, que me visita desde Morelia. Después de dejar a mi hermana en unos condominios donde se estaban quedando unas amigas, nos dirigimos a la playa (que por cierto yo odio la playa), pero como yo me había ya puesto mi casette de buena onda, pues no estuvo nada mal, jugamos un buen rato beis, corrimos, nos paseamos y las clásicas actividades de playa, después de eso una noche de boliche y tecates lights hicieron la velada mejor aún, desde luego el hecho de que yo haya ganado también contribuyó.

Lo más chistoso fue a la hora de dormir, ya que en San Carlos era temporada alta, no había ningún lugar en donde quedarse, así que a usar el hotel más común y famoso "CAMARENA" a la playita, jajaja dormir ahí. Pues no estuvo nada mal salvo por todo lo que se me revolvía el estómago en la noche, sin contar que no llevabamos agua para tomar más que pura cerveza, pero yo con mi música bien fuerte soy feliz, y gracias a eso pude dormir tranquilamente. Al día siguiente seguido de un fuerte desayuno, nos encontramos con las chicas que estaban en el condominio, y una mañanita de alberquita y playa. Ya para terminar un mega festín en un local de mariscos culminó el viaje de una manera magistral, pero de verdad que lo mejor de todo, fue el sueñito en el carro, de verdad que no hay nada mejor que estar super lleno y subirse a un carro a rodar en la carretera.

A eso se reduce la aventura de fin de semana; a eso y estar todo quemado y adolorido por la cascarita de beis y el boliche

No hay comentarios.:

National Geographic Photos