lunes, agosto 27

Mis 16 llagas de Leproso.

una llaga de leproso son esas heridas que por más que desees cerrar, cuando menos lo esperan se abren y supuran nuevamente.


1. El no tener una relación verdadera con mi papá.
2. La niñez que nunca tuve.
3. El dejar mi buena relación con mi madre por la crítica de mis demás hermanos
4. El poner esa dura coraza entre el mundo y yo y no permitirme llorar cuando era debido.
5. El idealizar
6. Esperar demasiado de las personas.
7. Encariñarme a una velocidad sorprendente con la gente.
8. Mi severidad para enjuiciarme
9. Enajenarme con una increíble facilidad
10. El no tener la constancia necesaria para tantas cosas
11. Mi Fallido Matrimonio
12. Mi increible capacidad para atormentarme y recriminarme cada uno de mi errores
13. La facilidad con que la gente puede hacerme sentir mal
14. El querer fácilmente a la gente, y el no poder manejar que ellos te hagan daño aunque tu les desees y hagas por ellos, actos de bondad.
15. Lo incrédulo que puedo llegar a ser cuando me enamoro.
16. El siempre querer solucionar los problemas de los demás.

Sin lugar a dudas existen muchas más, y seguirán apareciendo paulatinamente, estas, son las primeras que asoman...

No hay comentarios.:

National Geographic Photos