domingo, febrero 1

si, ¡Tiré la guitarra al piso, por coraje!

Al término del ensayo con la banda el viernes, y tras un ensayo pésimo el miércoles, la verdad es que no pude más y exploté, -Salió el lalo rojo-, y muchos de los ahí presentes se asustaron bastantes, otros se enojaron y aunque no lo admitan del todo, algunos tenían las mismas ganas de hacerlo pero no se animaron, por cuidar su instrumento.

Después de la última canción, sentí una gran opresión en el pecho, y un calor por todo el cuerpo, era una sensación familiar, algo así experimenté momentos antes de mi súper accidente en Abril, y aunque mi buen hermano Elvis, se lo haya tomado muy persona, debe estar consciente que afectan demasiadas cosas y que si bien uno se deja llevar por la euforia del momento, es porque así somos, somos músicos y tenemos esa ventaja-desventaja pues.

Han afectado muchas cosas, entre ellas que a veces no tengamos equipo, que tengamos más compromisos y no lleguemos a tiempo al ensayo, que algunos se pisteen antes del ensayo y no salga como debiera, pero estamos conscientes de que todos queremos lo mismo, que la banda suba y suba, y estamos dispuestos a intentarlo. Pero en fin, en ocasiones no es con la gente sino con las circunstancias y cuando no lo puedes contener un escape ocasional como el tirar tu guitarra al suelo después del ensayo, no hace daño a nadie

6 comentarios:

Werou dijo...

yo queria tirar el mio, pero no porque lo cuido mucho... jajaja estoy de acuerdo contigo.. pero tambien hay que estar conciente de que no todo resulta siempre como uno quisiera.. y uno o dos ensayos malos despues de varios buenos no esta tan mal, pero bueno esperemos que eso termine.
Saludos beneno xD

Eduardo López Verástegui dijo...

De hecho, es cierto no siempre las cosas funcionan como uno quisiera, es por eso que uno se enfada con las circunstancias más que con la gente, y un desahogo como ese, puede ser feo para quien no estuvo en todo el ensayo, como por ejemplo la hermanita del Yogui, que se Desilusionó de mi :(, pero en fin, es cuestión de temperamento ¿no?

poposhki dijo...

Es que el charrito del Elvis se pone muy pedillo y ya no puede cordinar!

Eduardo López Verástegui dijo...

jajajjaa, es normal, pero en ocasiones uno si quisiera que todo saliera mejor, y el elvis es como nuestro elemento de caos, tan necesario en todo lados, yo lo quiero mucho pero y se que puede hacerlo mejor, es cuestión de que el quiera

Coco dijo...

Animo mis Tonicos, escondanle el alcohol a ese Elvis

Eduardo López Verástegui dijo...

jajaajaja, apenas así, bueno y sano; pero no te creas, se ha aplicado el muchacho y poco a poco lo logrará, por algo es un TONICO

National Geographic Photos